23 de noviembre de 2009

Adrenalize.


Sentimiento en forma de instrumentos, notas, acordes, partituras, estrofas, melodías, canciones...
MÚSICA.
Esa compañera solitaria, amiga en buenos y malos momentos.
Amiga en quien confiamos nuestros más profundos sentimientos, que nos entiende en cualquier circunstancia.
Vicio y vida.
Capaz de crearnos dependencia, de hacernos sonreír, de aprender, de abandonarnos en nosotros mismos, de hacernos gritar, llorar, anhelar, odiar, amar, recordar, sentir placer.

MÚSICA, droga abstracta... dulce o amarga, pero siempre capaz de llegar a lo más profundo de nosotros, y de sacar todo aquello que tenemos escondido: bajos instintos, desatados deseos.

Adrenalina; electricidad.
Caricias; susurros y besos apasionados.
Éxtasis en estado puro.

...

Siéntate conmigo, abandónate y deja que la música fluya hasta inundar tus entrañas.
Deja que tus instintos actúen por sí solos.
Ya no necesitas seguir buscando una razón para no irte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada